Educación Financiera

7 Claves de la educación financiera y como aplicarlas eficientemente

La educación financiera, es una de las herramientas más efectivas en la actualidad para controlar los gastos personales y familiares; ya que se trata de un proceso que nos permite desarrollar ciertas habilidades, que ayudan a comprender mejor la planificación y la organización de los recursos.

En este ámbito, podremos tomar decisiones más conscientes enfocadas en mantener la economía a tope; y adquirir servicios que permitan mejorar nuestra calidad de vida, para así tener mayor certeza sobre el futuro.

En pocas palabras, lo que nos ayuda a administrar el dinero de una forma correcta e ideal son los diferentes servicios financieros; dándonos la oportunidad de planificar nuestro futuro y darle seguimiento a las operaciones financieras. Entérate de cuáles son las claves para mejorar nuestras finanzas personales y cómo podemos aplicarlas.

La educación financiera y sus claves principales

En la actualidad, con todos los cambios en tecnología, economía y temas personales; se hace imprescindible conocer todo sobre la educación financiera, cómo puede ayudarnos y cómo podemos aplicarla, para así tener mejores posibilidades en el ahora y en el mañana.

En pro de la educación financiera

Si contamos con un mayor conocimiento y mejores habilidades sobre las finanzas es posible desarrollar mejores hábitos, con responsabilidad y pensamiento ahorrativo, tomando las mejores decisiones en pro al cuidado de nuestra cartera. Ahora bien, las claves más importantes en las finanzas personales, son las siguientes:

  • Claridad en las metas: Si se define una meta de forma clara se podrán crear estrategias para llevarla a cabo eficientemente, con el objetivo de usar el dinero de la mejor forma. La meta puede ser ahorrar cierta cantidad de dinero al mes, comprar un auto o emprender.
  • Consciencia sobre los ingresos: Aunque a todos nos gustaría darnos muchos caprichos y no escatimar en gastos, lo cierto es que debemos ser conscientes en el dinero que recibimos mensualmente, y vivir acorde a este. Así evitaremos los malos ratos y los excesos.
  • Habilidades para realizar presupuestos: Al identificar de cuánto dinero disponemos mensualmente, cuales son los gastos constantes y los que no y la cantidad que podemos ahorrar; será mucho más fácil planificar el presupuesto, buscando obtener el mayor provecho.
  • Conocimiento sobre servicios bancarios: En los países donde se realiza la declaración de impuestos, se pueden deducir ciertos gastos extraordinarios; es decir, los que no están dentro del presupuesto. Además de esto, algunas entidades permiten descuentos de los que podemos beneficiarnos.
  • Búsqueda de intereses e ingresos extras: Existen formas de poner nuestro dinero a trabajar por nosotros sin mayor esfuerzo; ya sea abriendo una cuenta de ahorros que genere intereses mensuales, o realizando inversiones en servicios o productos de nuestro interés.
  • Comprensión sobre los riesgos de inversión: Antes de invertir, es importante que no solo conozcamos los riesgos, también debemos aprender a gestionarlos; ya que siempre existirá un pequeño porcentaje de pérdida y de ganancia que debemos considerar.
  • Planificación a futuro: Aunque seamos aun jóvenes y consideremos que es muy pronto para pensar en la jubilación; es importante que pensemos también en el futuro, proyectando el ahorro que nos servirá en los años venideros y cómo haremos que funcione.

Te puede interesar:

En pro de la educación financiera, ¿Cómo aplicar estas 7 claves de forma efectiva?

Cuando llegamos a la vida adulta y nos enfrentamos a la necesidad de mantenernos económicamente por nuestros propios medios; podemos sentir que el dinero desaparece rápidamente de nuestras cuentas bancarias y que, hagamos lo que hagamos, no hallamos una forma de ahorrar efectivamente.

7 claves efectivas en pro de la educación financiera

Este es el momento adecuado para aplicar las claves de la educación financiera en nuestra vida, cambiando un poco nuestros hábitos en las finanzas y dándole espacio a la consciencia. Ahora, la pregunta es: ¿Cómo aplicar esto en nuestra vida sin perder la paciencia y el impulso?

Pues, lo primero que debemos considerar es que todos los gastos, por pequeños que parezcan, cuentan. Ya sean gastos en alimentación, renta, servicios o entretenimiento, debemos llevar un registro de todo con fechas, montos y motivos de cada gasto. Esto también se aplica cuando vivimos con nuestra pareja, hijos o padres, ya que sus gastos también influyen en la cotidianidad.

Una forma ideal de inversión son los seguros de vida, de salud, otros; ya que se trata de un dinero que no podremos tocar, pero que se irá ahorrando constantemente. Ideal para cuando sucede un imprevisto y no contamos con la liquidez adecuada, puesto que los seguros son pensados para ayudar a los asegurados.

Quizá nuestro trabajo sea el mejor de todos y nos sintamos plenos profesionalmente hablando, pero a pesar de ello, nunca está demás contar con una fuente alterna de ingresos activos. Ya sea con un trabajo que podamos realizar en nuestros ratos libres, con un emprendimiento personal/familiar o simplemente vendiendo productos de empresas afiliadas.

Nuestras necesidades cambian constantemente, no solo por el aumento de precios, también influyen los factores personales, por lo que no debemos conformarnos con un ingreso neto mensual. Asimismo, las decisiones deben ser tomadas con cabeza fría, pensando siempre en las mejores opciones y que conlleven a menores riesgos dentro de nuestras finanzas personales.

Importancia en la planificación de las finanzas personales

Tomando lo anteriormente descrito, se puede afirmar que la educación financiera nos ofrece un amplio conocimiento sobre el verdadero valor del dinero, y las consecuencias de usarlo de manera errónea y sin ningún cuidado.

Planificación de las Finanzas

Cuando carecemos de las herramientas y habilidades necesarias para administrar el dinero sabiamente; es cuando se presentan las mayores dificultades en la gestión financiera, y nos enfrentamos a una caída difícil de recuperar de nuestros fondos personales.

Ahora bien, la importancia de las finanzas personales y su planificación radica en que nos ofrece una alternativa para evitar los gastos inconscientes; o que dependen de los imprevistos y circunstancias, permitiéndonos organizarnos de la manera más cómoda y adecuada para nosotros mismos.

Si contamos con el conocimiento, las herramientas y las habilidades, podemos darle un mejor rumbo a nuestros fondos monetarios, utilizándolo en aquello que realmente necesitamos y podemos permitirnos; sin caer en un mal uso, en los impulsos y en los caprichos que doblegan nuestra fuerza de voluntad y merman nuestros recursos económicos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top