Educación Sexual

Consejos para hablar sobre educación sexual con los niños y adolescentes

La educación sexual involucra una serie de temas que permiten el conocimiento y manejo de información relacionada a las prácticas sexuales sanas; así como a la reproducción humana, la orientación sexual, la planificación familiar, los métodos anticonceptivos, los derechos sexuales y la salud sexual.

Aunque en un principio se trataba como un tema tabú, actualmente se considera como algo natural y liberador, por lo que es bastante común hallar información de todo tipo en los canales regulares de información. Además, uno de los derechos humanos consiste en la libre divulgación y conocimiento la sexualidad.

Para permitir el desarrollo de las capacidades y habilidades fundamentales, que los jóvenes y adultos requieren para realizar actividades sexuales y que incluyen todo tipo de prácticas placenteras; es importante aplicar este tipo de educación. Conoce más sobre el tema y como aplicarlo en la enseñanza dentro del hogar.

Consejos para hablar y educar sobre sexualidad en casa

Cuando los niños maduran y comienzan a mostrar cada vez más curiosidad por temas para los que no nos sentimos preparados, podemos sentir cierta dificultad al tratarlos. Debido a esto, es importante que conozcamos sobre la educación sexual y su importancia en el desarrollo social e intelectual de los más jóvenes.

Para ayudar a esos padres y educadores que no cuentan con la suficiente seguridad en el tema; existen consejos que no solo los ayudarán a hablar del tema con los más pequeños, también les servirán para responder las dudas comunes que vienen después del autoconocimiento de los niños y adolescentes. Entre los consejos sobre sexualidad, están:

  • Fomentar la autoexploración temprana: Para un completo desarrollo, los niños y adolescentes necesitan conocer muy bien su cuerpo. Es esencial mencionar el nombre correcto de sus partes privadas cuando son niños, y posteriormente hablarles sobre el vello púbico en la adolescencia.
  • Anticipar la autoestimulación: Es natural que los niños pequeños sientan una curiosidad natural por la autosatisfacción, tocándose o frotándose sus partes privadas. Es importante hablar con ellos sobre la privacidad de esta acción, para que no la realicen en público al ser adolescentes.
  • Manejar la curiosidad por otros: Cuando los niños pasan los 4 años de edad, comienzan a darse cuenta de las diferencias entre los sexos y los genitales, por lo que es común que pregunten al respecto. Además, se les debe explicar el funcionamiento de ambos órganos reproductivos a los adolescentes.
  • Utilizar los momentos cotidianos: Las explicaciones suelen ser mejor comprendidas cuando suceden espontáneamente, por lo que se deben usar las situaciones del día a día a nuestro favor. Un ejemplo de ello, es durante el baño de los niños o durante escenas sexuales vistas con adolescentes.

Consejos para hablar y educar sobre sexualidad en casa

La pubertad suele ser el momento cumbre para hablar sobre sexo, ya que los niños pasan a ser adolescentes y comienzan a presentar diversos cambios corporales, emocionales y mentales. Este es el momento adecuado para introducirlos a las conversaciones sobre el sexo, la planificación y los métodos de protección.

Por otra parte, las mejores estrategias para ayudar con el conocimiento sexual, son:

  • Evitar la difusión de información incorrecta.
  • Consolidar los valores enseñados en casa.
  • Fortalecer la capacidad de toma de decisiones.
  • Mejorar la comunicación entre padres e hijos.
  • Conversar sobre la actividad sexual temprana.
  • Fomentar el uso de métodos anticonceptivos.

Educación sexual y los métodos anticonceptivos existentes

Aparte de lo mencionado anteriormente, es importante que sepamos que las relaciones sexuales tempranas no son evitadas en la mayoría de los casos; ya que esto depende principalmente de la curiosidad que sienten ambos individuos por explorar su sexualidad y de la potencia en su deseo sexual.

Ahora bien, existen métodos anticonceptivos tanto para mujeres como para hombres, y con un poco de conocimiento podemos saber cuáles son perfectos para nosotros y para los más jóvenes. Los condones femeninos/masculinos y la píldora anticonceptiva están entre los utilizados con mayor frecuencia.

Para las mujeres jóvenes también están el dispositivo intrauterino, el anillo vaginal mensual, el implante hormonal y los anticonceptivos de emergencia. Para ambos sexos existen los parches anticonceptivos semanales que se adhieren a la piel; y para aquellos que no desean tener hijos, pueden practicarse la esterilización: ligadura de trompas o vasectomía.

La educación sexual debe incluir una explicación detallada de cada uno de estos métodos; para que el adolescente que desee experimentar, decida consciente y responsablemente sobre su futuro, pensando siempre en dos factores: la posibilidad de formar una familia con hijos propios y las opciones para evitar Enfermedades de Transmisión Sexual.

Te puede interesar:

Prácticas sexuales que deben explicarse con educación sexual

A pesar de la modernización, aún existen personas que se sienten incomodas al hablar con su pareja, amigos o familiares sobre las diversas prácticas sexuales conocidas y las que ponen en práctica durante sus encuentros.

Por ello, la educación sexual, brinda la oportunidad de aprender todo lo que necesitamos sobre el plano de la sexualidad.

Por tal motivo, en el tema de la sexualidad hay muchas preferencias distintas y no debemos avergonzarnos por ellas; así que, conozcamos un poco sobre estas.

Prácticas sexuales que deben explicarse con educación sexual

La masturbación es una de las prácticas más comunes, y la realizan tanto hombres como mujeres en solitario o a su pareja. Esta consiste en estimular los órganos externos, con el uso de la mano o de juguetes sexuales.

Otra práctica común son las relaciones sexuales donde no existe ningún tipo de penetración, solo caricias y besos, conocida como magreo.

El sexo oral es similar a la masturbación, con la diferencia de que se realiza con los labios, la lengua o la boca directamente en los genitales de la pareja. Puede realizarse con o sin preservativos.

Por último tenemos el coito, que no es más que las relaciones sexuales al 100% y con penetración del pene dentro del ano o la vagina. Puede realizarse con juegos previos, como las anteriores prácticas, o sin ellas.

Normalmente, la educación sexual en casa suele ser deficiente con respecto a este tema de las prácticas sexuales; ya que se considera como una conversación muy privada que requiere de cierto grado de confianza y seguridad.

Una buena Educación Sexual contribuye a Familias Felices

Sin embargo, es importante la educación sexual, debido a que podemos hablar con los más jóvenes al respecto; para explicarles factores como la frecuencia, la intensidad y la exclusividad y por su puesto los peligros de contraer enfermedades de transmisión sexual.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top