El estrés

12 Consejos efectivos para controlar el estrés

Bienvenidos, aquí aprenderás algunos tips para controlar el estrés. Si eres una de esas personas que pareciera que siempre andas con el reloj acuestas, quizás por que se  te dificulta llegar puntual al trabajo, a la escuela o simplemente la rutina diaria ya te estresa, entonces se requiere de seria consideración para controlar el estrés.

En base a lo expuesto, te animo a que continúes leyendo sobre este tema. Aquí encontrarás consejos eficaces, que te ayudaran a controlar el estrés.

Es razonable que se presenten momentos inevitables para controlar el estrés, por tal motivo es necesario que consideres estas técnicas que podrán ayudarte a encontrar el equilibrio de todo tu organismo.

¡Comencemos con lo siguiente!

Factores que influyen en su nivel de tolerancia al estrés

  • Tu red de apoyo: Una red fuerte de amigos y familiares que te apoyen, es un enorme amortiguador contra el estrés. Cuando tienes personas con las que puedes contar, las presiones de la vida no parecen tan abrumadoras. Por otro lado, cuanto más solitario y aislado esté, mayor será el riesgo de sucumbir.
  • Tu sentido de control: Si tienes confianza en ti mismo y en tu capacidad para influir en los acontecimientos y perseverar en los desafíos, es más fácil tomar el agobio con calma.
  • Su actitud y perspectiva: La forma en que ves la vida y sus inevitables desafíos hace una gran diferencia en tu capacidad para manejar el agobio.
  • Con paso firme: Por otra parte, si usted cree que tiene poco control sobre su vida, que está a merced de su entorno y las circunstancias, es más probable que pierda el rumbo.
  • Su habilidad para lidiar con sus emociones: Si no sabe cómo calmarse y tranquilizarse cuando se siente triste, enojado o preocupado, es más probable que se estrese y se agite. Tener la capacidad de identificar y manejar apropiadamente sus emociones puede aumentar su tolerancia  y ayudarle a recuperarse de la adversidad.
  • Su conocimiento y preparación: Cuanto más sepa sobre una situación estresante, incluyendo cuánto tiempo durará y qué esperar, más fácil le resultará enfrentarla. Por ejemplo, si entra en una cirugía con una idea realista de lo que puede esperar después de la operación, una recuperación dolorosa será menos estresante que si esperaba recuperarse inmediatamente.
  • Muévete: Aumentar su nivel de actividad, es una táctica que puede emplear ahora mismo para ayudar a aliviar el estrés y empezar a sentirse mejor. El ejercicio regular puede levantar su estado de ánimo y servir como una distracción de las preocupaciones, permitiéndose romper el ciclo de pensamientos negativos que alimentan el estrés. Los ejercicios rítmicos como caminar, correr, nadar y bailar son particularmente efectivos, especialmente si se ejercita con cuidado (centrando su atención en las sensaciones físicas que experimenta al moverse).
  • Conéctese con los demás: El simple hecho de hablar cara a cara con otro humano, puede desencadenar hormonas que alivie la tensión. Incluso un breve intercambio de palabras amables o una mirada amistosa de otro ser humano puede ayudar a calmar y tranquilizar su sistema nervioso. Por lo tanto, pasa tiempo con personas que mejoren tu estado de ánimo y no dejes que tus responsabilidades te impidan tener una vida social. Si no tienes ninguna relación cercana, o si tus relaciones son la fuente de tu estrés, haz que sea una prioridad construir conexiones más fuertes y satisfactorias.
  • Entra en contacto con tus sentidos: Otra forma rápida de aliviar el estrés es utilizar uno o más de sus sentidos: vista, sonido, gusto, olfato, tacto o movimiento. La clave es encontrar la entrada sensorial que funciona para ti. ¿Escuchar una canción estimulante te hace sentir tranquilo? ¿O huele a café molido? ¿O quizás acariciar un animal funciona rápidamente para que te sientas centrado? Cada persona responde a la entrada sensorial de manera diferente, así que experimenta para encontrar lo que funciona mejor para ti.
  • Aprende a relajarte: No puedes eliminar de tu vida completamente los niveles de angustia, pero puedes controlar cuánto te afecta. Las técnicas de relajación como el yoga, la meditación y la respiración profunda activan la respuesta de relajación del cuerpo, un estado de descanso que es el polo opuesto de la respuesta de alta tensión. Cuando se practican regularmente, estas actividades pueden reducir los niveles de agobio cotidiano y aumentar los sentimientos de alegría y serenidad.
  • Coma una dieta saludable: Los alimentos que consume pueden mejorar o empeorar su estado de ánimo y afectar su capacidad para hacer frente a los factores de estrés de la vida. Comer una dieta llena de alimentos procesados y de conveniencia, carbohidratos refinados y bocadillos azucarados puede empeorarte, mientras que una dieta rica en frutas y verduras frescas, proteínas de alta calidad y ácidos grasos omega-3, puede ayudarle a afrontar mejor los altibajos de la vida.
  • Descansa: Sentirse cansado puede hacerte pensar de forma irracional, al mismo tiempo,  puede interrumpir el sueño; Ya sea que tenga problemas para dormirse o para permanecer dormido por la noche, hay muchas maneras de mejorar su sueño para que se sienta menos estresado y más productivo y equilibrado emocionalmente.

Consejos Prácticos para controlar el estrés

Es de comprender que las rutinas diarias, los hijos y sus asignaciones escolares, el horario de trabajo, las frustraciones, las enfermedades, la muerte de un ser querido, el divorcio todo ello, son detonante generadores de  estrés. No ayudan en nada a controlar el estrés.

Por tal motivo es conveniente, mantenerlo  al margen, para que no llenen la vida de tensión, recordar los útiles consejos para controlar el estrés, permitirá  disfrutar y cumplir con las muchas responsabilidades de manera positiva, sin que nos abrume.

Así que controlar el estrés, siguiendo estos 12 prácticos consejos, te resultaran ventajosos.

 1-No se angustie por las cosas que le falta por hacer

No se angustie, si no ha terminado alguna tarea, ayuda para controlar del estrés

Este consejo es muy útil. Aunque sabemos que la vida diaria  tiene sus propias inquietudes, de nada servirá agregarles más angustias de lo que se espera hacer el día posterior.

Toda angustia causa  mucha ansiedad, por tal razón sea razonable consigo mismo, evite preocuparse más de lo debido, de lo contrario se sentirá cada vez más agotado, tenga presente que las cosas no siempre sale como uno se lo imagina o lo planifica.

2-Tenga expectativas razonables para controlar el estrés

Cuando se tiene las ideas claras, se conoce las limitaciones propias y las  de los demás esto contribuyen en gran medida  a  estar bajo control emocional. Es necesario recordar que el buen humor fomenta la liberación de tensión, reírnos de nosotros mismos y de nuestros errores sacudirá en gran medida  las  toxinas dañinas que causa el  agobiarnos.

3-Identifique lo que le estresa

Menciona un proverbio bíblico, que todo hombre puede usar su propia capacidad de discernimiento haciendo más fácil  mantenerla la calma (Proverbios 17:27).

Esto se refiere, aunque sabemos que en momentos de angustia, no es fácil mantener la calma, pero si lo tenemos  presente; intentaremos manejar los pensamientos negativos fuera de nuestra mente.

Por tal motivo, es  importante, que identifiquemos las cosas, los momentos, las circunstancias que nos causan  reacciones desfavorables; anotarlas permitirá mayor control y eliminarlas si es posible.

4-Mantenga su vida ordenada

Una mujer mirando un calendario en su teléfono

Es razonable pensar que para controlar el estrés, ayuda mucho mantener el orden en todo los asuntos, además de ser puntual, esforzarse por mantener un horario  consciente de las prioridades y cumplirlo, permitirá eficazmente controlar el estrés. Poner en practica las estrategias de manera correcta te dará paz  interna, te ahorrara mucho dinero y tiempo; no habrá necesidad de postergar algunas tareas.

5-Considera ante todo llevar una vida equilibrada

Sea consciente de llevar una vida equilibrada, dedicar mucho tiempo al trabajo, le restara importante tiempo quizás para compartir con la familia, los amigos o para la relajación o a la  meditación.

Es también importante resaltar si de verdad  queremos tomarnos el  día  de relajación, apartar el  uso de  la tecnología sino es estrictamente necesario, lograremos disipar un poco el estrés.

6-Cuide su salud

Cuidar la salud, ayuda a controlar el estrés

Sin duda alguna el ejercicio constantemente es muy bueno para la salud.

El habito de efectuar ejercicio anima y repara el organismo. Consumir alimentos nutritivos y descansar lo suficiente, mantiene el estrés al margen. El consumo de tabaco, drogas y alcohol aparte de aumenta los peligroso para la salud. Con el tiempo aumentara el estrés y perjudica la economía.

7-El mejor antídoto es la bondad

Tan ciertas las palabras de un proverbio bíblico,  el  cual da  a entender que la persona bondadosa  se beneficia, sin embargo cuando se actúa de mala manera, para con otros,  se esta perjudicando ella  misma. (PROVERBIOS 11:17). Ciertamente para controlar el estrés es necesario darle uso a una cualidad sobresaliente, la bondad aplicada para ayudar a otros. 

Si agregas más de las tareas asignadas para ese día, será imposible controlar el estrés, que de seguro se te acumulará al final de la jornada, tome nota de sus prioridades y no agregue más de las debidas, ni  llene su mente de pensamientos negativos.

De esta manera ira agregando de  acuerdo a su capacidad, otras tareas pendientes quizás con la familia, el  trabajo, la escuela de los niños en si otras prioridades importantes para usted.

Unos padres pasando tiempo con su hijo e hija

9-Conversar con otras personas puede  ayudar a controlar el estrés

Hablar con un amigo comprensivo, es una buena manera de controlar el estrés,  hará que te sientes mucho mejor. Siempre resulta positivo conversar con una persona de confianza puede ayudarlo a entender las cosas desde otro punto de vista o hasta puede ayudar a encontrar una solución a determinado asunto del cual no vemos la salida.

Mejor aún otro oído atento a escucharnos permitirá desahogarnos y sentirnos mucho mejor; Claramente no está demás, pedir el apoyo en asuntos relacionados al trabajo.

10-Asignar responsabilidades a otras personas puede aliviar cargas innecesarias

Sin embargo, a veces ocurre que en el mismo lugar de trabajo, existen detonantes de estrés, como compañeros  que con sus actitudes, falta de tacto o de amabilidad nos hacen sentir mal, si esta situación es el  clic para su nivel alto de agobio, puede resultar conveniente limitar el trato directo e indirecto con esa persona.

11- Tenga presente su espiritualidad, para controlar el estrés

Un hombre de negocios orando en su lugar de empleo

En este  orden de ideas, otra forma de controlar el estrés y se puede decir que es relevante la relación que podamos tener con el Dios Todopoderoso, los seres humanos necesita creer que existe un ser supremos que cubre, no solo las necesidades básicas como: la vestimenta, el  alimento y un hogar, sino también las necesidades a nivel espiritual, estas nos hacen felices, pero debemos estar claro, conocer y reconocer que son esenciales para tener una vida feliz.

Una manera eficaz de ayudar a controlar el estrés, es comenzando con una sentida oración  y meditar en asuntos positivos,  le dará de seguro la paz interna que necesita (1 Pedro 5:7).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top